999378916 info@libera.pe

Para lograr que tu niño tenga una alimentación balanceada también se busca que tenga pequeñas meriendas entre las comidas principales (picoteo o snack).

Se supone que picotear aumenta las calorías consumidas en el día y podría aumentar el peso si no es controlado, es decir, si controlamos las porciones de los alimentos en todo el día y lo distribuimos (con ayuda de una nutricionista) podemos controlar el consumo de estos snacks. Pero ¿qué tipo de picoteo o snack debería de tener? ¿qué alimentos se les debe entregar en esos tiempos de comida? Por supuesto que tiene que ser comida saludable.

¿Es malo que el niño “pique” o consuma un snack?

Los comentarios malos de la población sobre el picoteo tienen muchos orígenes, comenzando por consejos de amigos o familiares, hasta los mensajes en los medios de comunicación. En la mayoría de los materiales de educación alimentaria y nutricional, se aconseja evitar el picoteo y se encasilla esta costumbre como un problema. Sin embargo, al valorar si comer entre horas es o no un hábito saludable, resulta fundamental conocer qué se pica.

Como señala la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) en su guía sobre alimentación infantil, el picoteo es una mala costumbre porque se practica a base de alimentos muy calóricos que, en paralelo, carecen de otros nutrientes indispensables para el equilibrio de la dieta. Comer dulces, pasteles o snacks fritos contribuye a que el niño “aumente de peso, incorpore calorías vacías a su dieta y, a la larga, pueda convertirse en un obeso”.

Entonces el picar no estaría mal para los niños sino los alimentos que les demos en esas situaciones, donde tenemos que priorizar el consumo de verduras y frutas ricas en agua.

Beneficios de tener varios snacks o meriendas

La mejor estrategia para que los niños coman de forma saludable es tener solo alimentos sanos en casa y predicar con el ejemplo.

En el caso de los niños, comer a menudo evita llegar a la siguiente comida con mucho apetito, lo que se relaciona con una preferencia por mayor cantidad de comida y preparaciones más calóricas. Además, tanto en adultos como en niños, se ha confirmado en estudios que quienes comen con más frecuencia tienen menor riesgo de padecer obesidad, hipertensión y el colesterol elevado, factores que están relacionados con las enfermedades cardiovasculares.

En conclusión, el hecho que los picoteos sean perjudiciales no depende de la cantidad sino de la calidad de los alimentos que se vayan a consumir.

Abrir chat
1
Hola, gracias por comunicarte con Libera😀
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by