999378916 info@libera.pe

Si en algún momento haz hecho una dieta para bajar de peso seguro conoces frases como: … mi peso en kilos marcan la meta y la balanza mide el ritmo… Entonces cuando tenemos como objetivos específicos perder 2 kilos por semana o llegar a 60 kilos, los controles de peso se vuelven tu prioridad porque la balanza, de algún modo, funciona como un medidor del éxito. Sin embargo, las personas no pesamos siempre lo mismo. Nuestro peso puede variar de acuerdo a muchos factores que puede ocurrir en el día a día e incluso en horas. Entonces, ¿tiene sentido pesarse sabiendo que el valor cambiará? Los kilos no son la medida más adecuada, la balanza está sobre valorada y llevamos años haciéndolo mal.

¿Es importante perder peso en kilos?

Muchas personas que tienen como objetivo bajar de peso en kilos, tienen como ritual pesarse en todo momento. Estas personas saben que los kilos no son una constante. Por el contrario, el peso es un valor que varía. Cambia de la noche a la mañana, de un día para otro o después de haber realizado algún tipo de actividad física, por citar solo algunos de los ejemplos más comunes. Durante el día el peso puede varia un kilo o kilo y medio, sin problema. Incluso, una mujer cuando está con su periodo de menstruación puede llegar a tener dos y hasta tres kilos más. Este cambio de peso es normal y les ocurre a todas las personas.

Todo comienza con el poder de decisión

El bajar de peso presenta un panorama variable, pero para lograrlo ¿es buena idea prestarle tanta atención a la balanza? A no ser que se trate de un objetivo específico, como en el caso de los atletas. No a todo el mundo se le aconseja que el peso sea su indicador de referencia, pero ¿por qué? Muchas personas tienden a boicotearse, en especial las que desean perder peso, pero todo parte de la actitud, aquellas personas que se enfrentan a la perdida de peso sin están convencidas ven el plan simplemente como una dieta más por hacer. Y es aquí donde empiezan los problemas, ya que no se logra un cambio y por ende no se tendrá un resultado que se mantenga a lo largo del tiempo.

Entonces, si tienes la mentalidad de hacer una dieta más, tiendes a mirar mucho el peso en kilos simplemente y a boicotear tus objetivos. Por ejemplo, si subes 300 gramos, eso te sirve para poner muchas excusas, y una de ellas es el forzar a tu pensamiento que: “esto no sirve, no vale, estoy perdiendo el tiempo, lo dejo”. Y, por otro lado, cuando pierdes más peso de lo esperado te dices: “uy, me merezco un premio, hoy puedo salir y darme un gustito”. Es decir, pase lo que pase con tu peso, tanto si ganas o pierdes, el resultado siempre será boicotearte. Por tanto, los kilos no son la mejor referencia.

En conclusión, es importante darnos cuenta de lo que nos hace bien y mal en nuestro plan nutricional. Llegar a tomar una decisión y comenzar con el cambio siempre con el respaldo de una nutricionista para la elaboración de la alimentación balanceada y así estar seguro de cubrir con todos nuestros requerimientos nutricionales.

Abrir chat
1
Hola, gracias por comunicarte con Libera😀
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by