999378916 info@libera.pe

En este tiempo de cuarentena, uno de los lugares donde más pasamos el tiempo, además de nuestro escritorio, es la cocina. En estos días nos ha dado por cocinar, especialmente los gustitos que tanto extrañamos. También estamos aprovechando en hacer una limpieza general, ordenar la refrigeradora y los armarios. No te ha pasado que mientras limpias ¿Encuentras alimentos que alguna vez compraste y ni te acordabas que tenías? Es probable que muchos hayan caducados o estén muy cerca de caducar… ¿Qué debemos hacer en estos casos? ¿Los podemos comer o deberíamos tirarlos? Y, a futuro, ¿cómo evitar que nos caduquen los alimentos sin que nos demos cuenta?

Para responder estas preguntas te invitamos primero a conocer algo muy importante para poder ser más consientes al momento de almacenar todos los alimentos que compramos.

Los alimentos no son eternos

La idea de que hay muchos alimentos que nunca se malogran o que se pueden consumir sin problema, es muy conocida hay en día. A veces nos lanzamos a consumir algunos de los alimentos caducados que teníamos en el armario, como aquel durazno con almíbar que compramos hace años para el postre de navidad o año nuevo y que al final nunca nos habíamos vuelto a acordar.

Pero lo alimentos no son eternos… con el paso del tiempo todos se terminan deteriorando y eso puede hacer que no sean aptos para nuestro consumo. Esto puede ocurrir por las siguientes razones:

  • Desarrollo de bacterias u otros microorganismos capaces de alterar el alimento o causarnos enfermedades. Ejemplo: En la miel puede desarrollarse mohos si la humedad es alta, lo que puede provocar olores y sabores desagradables, además de afectar a tu salud si lo consumes.
  • Se pueden producir reacciones bioquímicas en las que participan los compuestos que alteran las características organolépticas o que pueden generar un riesgo para nuestra salud. Un ejemplo en estos casos también se encuentra la miel, ya que si este alimento se encuentra caducado puede producir reacciones entre los azucares que dan lugar a la formación de un compuesto potencialmente carcinógeno llamado hidroximetilfurfural.

Para conocer el tiempo en el que el alimento se puede mantener en un buen estado de conservación, todos los productos deben llevar a cabo estudios de vida útil, que consisten en la realización de análisis fisicoquímicos, microbiológicos y sensoriales. Así se puede tener idea de la evolución del alimento a lo largo del tiempo: cuándo deja de ser seguro, cuándo deja de tener buen aspecto, olor, sabor, textura, etc. Con esto se puede lograr establecer una fecha de duración y la empresa está obligada a mostrarlo en el etiquetado.

Sofía Morales Velásquez

Nutricionista de Libera

CNP 7662

publicidad del blog de nutrición
¡Precio especial por todo Julio!
Desde S/. 30 por cita Online
publicidad del blog de nutrición

¡Precio especial por todo Julio!

Desde S/. 30 por cita Online

Nuestros últimos artículos de nutrición:

Los alimentos sin gluten

Los alimentos sin gluten

En estos tiempos el satanizar alimentos se ha vuelto una moda… en esta ocasión les contaremos sobre el gluten. Dicen que “es...

Abrir chat
1
Hola, gracias por comunicarte con Libera😀
¿En qué podemos ayudarte?