999378916 info@libera.pe

Los alimentos muy perecederos (tiene una alto porcentaje de agua) pueden provocar un riesgo inmediato para la salud si los consumimos poco después de haberse pasado su fecha de vida útil, por eso es tan importante que tengan a la vista la fecha de caducidad.

Los otros alimentos que no son muy perecederos y no provocan un riesgo inminente para la salud poco después de haber vencido o pasado su fecha deben indicar una fecha de consumo preferente. Ni bien estos alimentos pasan la fecha indicada, el riesgo de que se desarrollen microorganismos  patógenos no es muy probable. Esto se debe a que, por las condiciones del alimento no se genera un ambiente apto para la vida de los microorganismos. Por ejemplo por la poca humedad como es el caso de las galletas, o porque han sido sometidos a algún tratamiento de conservación (como sucede, por ejemplo, en una conserva de espárragos, a la que se ha aplicado un tratamiento térmico de esterilización y un envasado hermético).

OJO: tanto en la fecha de caducidad como la fecha de consumo preferente solo hay validez si respetamos las condiciones de conservación indicadas en la etiqueta (por ejemplo, “mantener en refrigeración a una temperatura de entre 0 ºC y 4 ºC” o “mantener en lugar fresco y seco”).

Además, hay que tener en cuenta que el tiempo de duración puede cambiar una vez que se abre el envase. Esto pasa porque el alimento pierde protección y queda expuesto al medio ambiente. Por eso a veces se muestran mensajes del tipo “una vez abierto, consumir antes de 5 días”.

¿Me lo como o lo tiro?

En este tiempo de cuarentena, encontrar unos alimentos que han pasado la fecha es algo muy usual. Pero nos encontramos con el dilema: ¿lo comemos o lo tiramos? Para resolver esta pregunta muchos de nosotros comenzamos a oler el producto y chequear los aspectos. Pero este comportamiento puede ser un error, ya que algunos de estos alimentos pueden haber pasado una fecha de caducidad y al final puede ser perjudicial para nuestra salud, que estamos cuidado tanto en estos tiempos.

¡IMPORTANTE! Si la fecha de caducidad ha vencido, lo prudente es tirar el alimento, incluso aunque parezca que está en buenas condiciones. Esto es algo que parece desconocer todavía buena parte de la población. Con la fecha de caducidad no hay duda: debemos respetarla.

Pero ¿qué ocurre con la fecha de consumo preferente? En este caso se puede hacer una interpretación menos estricta. Si el tiempo transcurrido desde el vencimiento no es muy largo, lo más probable es que el alimento no suponga un riesgo significativo para la salud, así que en principio se podría consumir. Sin embargo en algunos casos no hay cambios solo de las características organolépticas y por ello hay que tener en cuenta los siguientes ejemplos:

  • Huevos. Aumentar la fecha de consumo preferente una semana incrementa un 40 % el riesgo de infecciones por Salmonella para los huevos crudos (recordemos que este patógeno no altera las características organolépticas del alimento).
  • Aceites, grasas y alimentos grasos, como aceite de oliva o frutos secos. Cuando están expuestos al aire o la luz, se desencadenan reacciones de enranciamiento que dan lugar a la formación de compuestos que aportan olores y sabores desagradables (a rancio) y que pueden ser dañinas para la salud si se consumen en exceso. En este caso, el olfato sí resulta útil para detectarlo.
  • Alimentos secos o frutos secos. Es importante conservar este tipo de alimentos en lugares frescos y secos. Si la humedad es elevada pueden desarrollarse mohos, algunos de los cuales son capaces de producir micotoxinas, compuestos muy tóxicos, causantes de algunos tipos de cáncer (por ejemplo, de riñón o de hígado). A veces los mohos son visibles, pero no siempre.
  • Pescados en conserva, queso, vino, embutidos. Con el paso del tiempo, las proteínas y los aminoácidos dan lugar a la formación de aminas biógenas, como histamina, que pueden provocar reacciones adversas potencialmente peligrosas para la salud (urticaria, diarrea, hipotensión, etc.). Estos compuestos no se detectan con el olfato ni se destruyen con el cocinado.

Sofía Morales Velásquez

Nutricionista de Libera

CNP 7662

publicidad del blog de nutrición
¡Precio especial por todo setiembre!
Desde S/. 50 por cita Online
publicidad del blog de nutrición

¡Precio especial por todo setiembre!

Desde S/. 50 por cita Online

Nuestros últimos artículos de nutrición:

Anemia en el Adulto Mayor

Anemia en el Adulto Mayor

La anemia es un problema de salud que se incrementa a partir de los 50 años. En personas mayores de 65 años aumenta en 10% en...

¿Qué es la avena nocturna?

¿Qué es la avena nocturna?

‘La avena nocturna es una forma alternativa de preparar avena. En lugar del método tradicional de hervir la avena; ésta se...

Abrir chat
1
Hola, gracias por comunicarte con Libera😀
¿En qué podemos ayudarte?