999378916 info@libera.pe

En tiempos de cuarentena lamentablemente algunos no han podido seguir trabajando, ya sea porque se les han dictado “vacaciones”, “días compensatorios”, han sido despedidos o quizá tenían algún emprendimiento propio y por las medidas de distanciamiento social, han tenido que paralizar actividades.

Sin embargo, otras personas sí han conservado sus trabajos o al menos han encontrado alguna forma de mantenerse activos laboralmente y ahora se encuentran frente al reto de continuar trabajando en cuarentena.

Impacto psicológico de trabajar en cuarentena

En primer lugar es importante comprender que trabajar en cuarentena no es fácil y que es totalmente esperado que nuestro rendimiento laboral disminuya ya que ahora las circunstancias son otras, más aun si antes de cuarentena ya habían cosas de nuestro trabajo que quizá no nos agradaban tanto o nos saturaban, elementos que puedes profundizar en otro artículo de nuestro blog titulado “No soporto mi trabajo”.

Entonces, la incertidumbre generalizada, el temor a que nosotros mismos o nuestros seres queridos puedan enfermarse, la angustia por la inestabilidad laboral y económica, lo difícil que es tolerar el encierro y el aislamiento social, el tener que encargarse en paralelo de otras cosas a la par que trabajamos (por ej. Tareas domésticas, el cuidado de los hijos, etc.), entre otros, son factores de peso y hacen que trabajar sea aún más difícil.

Deteniéndonos en lo laboral, entre las principales preocupaciones que comunican nuestros usuarios se encuentran las siguientes:

  • Trabajar más lento o procrastinar demasiado
  • Tener dificultades para organizarse y planificar
  • Temor a una disminución del sueldo o despido
  • Preocupación por querer rendir más, trabajar más, asumir más deberes a fin de volverse indispensable para la empresa donde trabajan, pensando que quizá esto pueda garantizar su permanencia en la empresa
  • El horario de trabajo varía, y hasta puede parecer que no hay “hora de salida”
  • Sensación que ahora se trabaja más y hay una sobrecarga en las actividades
  • Tener que hacer otras actividades laborales que antes no les correspondían, por lo que deben aprender a hacerlas durante el proceso
  • Para aquellos con parientes que ameritan de su cuidado (niños o personas mayores), se sienten aún más saturados llevando todas esas actividades en paralelo, llegando a sentir que no logran cumplir completamente su rol en ninguna
  • Para algunos, las tareas de cocinar, limpiar (ahora más de lo acostumbrado), ordenar, entre otras, no estaban dentro de su rutina y ahora deben incorporar
  • Si deben continuar trabajando presencialmente, la angustia a contraer la enfermedad es aún mayor

Hemos mencionado al menos 10 elementos que constituyen factores de preocupación en los trabajadores durante esta cuarentena. Son elementos que se retroalimentan entre sí, el trabajo y la situación actual generan mucho estrés y ansiedad y por lo tanto se rinde menos, y al percibir que se rinde menos pues se sigue generando el estrés y ansiedad. Nos podemos “quemar” en el proceso, lo que se conoce como síndrome de Burnout, del cual puedes informarte más a través del siguiente artículo ¿Agotado en tu trabajo? Algunas pistas para aliviar el burnout

Recomendaciones

En el Blog tenemos otros artículos que ofrecen recomendaciones para la situación del trabajo en casa, tal como el artículo titulado ¿Qué hace con el teletrabajo o home office? donde se expone la importancia de tratar de crear un ambiente de trabajo cómodo en casa (no necesariamente tiene que ser tu habitación, es importante crear un espacio para eso distinto al espacio de descanso), la importancia de las rutinas y colocar límites en los horarios y tareas que asumes, el escuchar tus emociones y saber cuándo parar.

Así mismo, el mantener contacto con tus redes sociales de apoyo es fundamental para sobrellevar la situación actual (compañeros de trabajo o amistades fuera del trabajo), tema que puedes profundizar otro artículo titulado ¿Cómo influyen las buenas relaciones con mis compañeros de trabajo en el desempeño?

Sin embargo, más allá de esas recomendaciones, lo que te queremos transmitir en el siguiente artículo es: No seas duro contigo mismo. Es importante entender que frente a esta situación es imposible rendir igual o no vernos interferidos por nuestros estados emocionales, por lo que es importante valorarnos, ayudar y permitirnos ser ayudados, colocar límites y ser pacientes.

A modo de conclusión

Frente a tantos cambios y tanta incertidumbre, la mejor forma de enfrentar esta situación es con paciencia, flexibilidad y tolerancia a lo desconocido.

Beatriz Azabache

Psicóloga de Libera

C. Ps. C. 36603

Filosofía Libera
¡Precio especial por todo Julio!
Desde S/. 50 por cita Online
Filosofía Libera

¡Precio especial por todo Julio!

Desde S/. 50 por cita Online

Nuestros últimos artículos de psicología:

Abrir chat
1
Hola, gracias por comunicarte con Libera😀
¿En qué podemos ayudarte?