999378916 info@libera.pe

Rodeada de polémica desde que se cuestionó́ su eficacia para reducir el riesgo de padecer un resfriado (estudios han demostrado luego que no afecta a los virus de este ni a los de la gripe), proporciona al organismo una notable inmunidad contra los virus y los patógenos que acechan en estos cambios de climas bruscos. He ahí la importancia de añadir este alimento en nuestro plan nutricional.

Por ello, es reconocido como un nutriente esencial para nuestra función inmune, la formación de neurotrasmisores, la cicatrización de las heridas y la formación de colágeno. Si se presenta una deficiencia de esta vitamina; sin embargo, no es necesario suplementarse ya que con una dieta equilibrada es más que suficiente.

Alimentos ricos en vitamina C

  • Clásicos: Cítricos, en general como las naranjas, limas, mandarinas y limones.
  • Menos conocidos: Pimientos rojos (preferiblemente crudos, tienen el triple de vitamina C que una naranja), brócoli y kiwi.
  • No habituales: ciruela, camu camu, perejil, frutos rojos, mostaza y papaya.

La vitamina C junto a la salud mental

Numerosas investigaciones sobre esta vitamina han relacionado la deficiencia de Vitamina C a estados depresivos, lo que sugiere que, aumentar la dosis de este micronutriente podría mejorar los trastornos del estado de ánimo. En un estudio publicado en Nutrition Journal y realizado por la Universidad de California se comprobó que la fluoxetina (principio activo del Prozac) era más eficaz para disminuir los síntomas depresivos si se aplicaba con suplementos de vitamina C.

¿Cómo es mejor consumirla?

La naranja es una de las frutas más reconocidas por tener una gran cantidad de vitamina C. Pero ¿es mejor consumirlas en zumo o en pieza? Conozcamos algunas diferencias, principalmente la concentración de la fibra.

Primero, ya que esta se localiza en la piel y en la pulpa de la naranja, el aporte de fibra recae en su pulpa. Por este motivo, los zumos de naranja carecen de fibra, en comparación con la pieza entera. Se calcula que el aporte de fibra en zumo es de 1,5 gramos, mientras que en la pieza entera asciende a 2,5 gramos.

Segundo, El poder saciante de la naranja también varía según se consuma entera o en zumo. Es un factor relacionado con el aporte de fibra, ya que esta ejerce un papel saciante. Por tanto, sacia más tomar la pieza entera que en zumo.

Tercero, la absorción de azúcares. La fibra ayuda a hacer más lenta la absorción de azúcares, con lo que se evitan picos de insulina y las ganas de comer a las pocas horas. Es decir, los azúcares en el zumo de naranja se absorben más rápido que en la fruta fresca entera.

Finalmente, con asesoramiento de una nutricionista, disfruta de los grandes beneficios la vitamina C en tu día a día.

Abrir chat
1
Hola, gracias por comunicarte con Libera😀
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by