999378916 info@libera.pe

¿Cómo lo logramos? ¿podemos manejar una dieta sostenible? El cuidado del medio ambiente es uno de los temas más tocados en la actualidad, ya que desde el principio al fin de la cadena todo alimento produce un impacto significativo sobre el ambiente. Esto se produce por las condiciones en que se obtiene y se distribuye desde las emisiones de gases de efecto invernadero y el uso de recursos como la tierra y el agua, hasta la contaminación y el impacto de productos químicos como herbicidas y pesticidas.

Para lograrlo hay que conocer cual es el efecto del alimento que tiene sobre el planeta al momento de su consumo, por ello es importante saber cuál elegir para nuestro consumo. En el siguiente artículo conoce más sobre una dieta sostenible y que nos permita apoyar en el cuidado de nuestro planeta.

¡A comenzar con una dieta sostenible!

En primer lugar, tenemos que dejar en claro que el término sostenible no necesariamente se relaciona con saludable. Si consideramos la sostenibilidad desde el punto de vista medioambiental, podemos obtener muchas materias primas sostenibles. Sin embargo, en ocasiones se emplean para fabricar productos ultra procesados. Por lo tanto, que nuestra dieta sostenible sea saludable solo dependerá de lo que hagamos con ella.

Consejos para una dieta sostenible

Nuestro planeta nos está pidiendo ayuda de mil y un formas, por ello, es importante que nuestra alimentación además de que sea saludable, también sea verdaderamente respetuosa con nuestro entorno. Esta acción favorece en el desarrollo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas (ONU), ya que en ellos nos recomiendan el limitar el consumo de productos ultra procesados y fomentar el consumo de alimentos frescos, locales y de temporada. Si optamos por comprar y consumir alimentos que se presenten en nuestra localidad se reduce la contaminación ya que no ha de necesitar transporte y ayuda, además, a desarrollar la economía local.

Consumir más verduras, frutas, cereales integrales, proteína de buena calidad, grasas vegetales, agua, es decir, consumir una dieta que prioriza alimentos de origen vegetal conocido como la dieta mediterránea presenta beneficios tanto para la salud como para el medio ambiente.

Así lo confirmó el documento de consenso “Dietas saludables a partir de sistemas alimentarios sostenibles”, publicado en la revista médica The Lancet. Además, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), producir un kilo de proteína de origen vegetal supone un gasto de 26 litros de agua, frente a los 112 que requiere un kilo de proteína a partir de la carne.

No hay que desperdiciar

Ahora que ya somo conscientes de qué alimentos debemos priorizar en nuestra dieta, también tenemos que saber cuánto vamos a comprar. Con esta acción evitaremos los grandes desperdicios de alimentos.

Es importante que todos aprendamos lo fundamental: LA PLANIFICACIÓN. Cuando llegue el momento de las compras la mejor opción es ya tener una lista de las cosas necesarias y las veces que se usarán durante un tiempo determinado. OJO al momento de llegar al establecimiento prestar atención a las fechas de caducidad y consumo preferente. En casa, usar envases apropiados para conservar los alimentos. Finalmente, si comemos fuera de casa nunca pedir más de lo que se quiera comer y, si sobra, llevarlo a casa.

Si realizamos estos cambios, con una dieta sostenible, nos ayudamos y ayudamos a nuestro planeta.

Abrir chat
1
Hola, gracias por comunicarte con Libera😀
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by