999378916 info@libera.pe

Tanto el amor como su ejecución a través de una relación interpersonal establecen un principio de problemas, tales como ansiedad, depresión, manipulación e ira, es decir perturbaciones emocionales muy frecuentes.  Una gran diferencia con el pasado, es que en la actualidad tanto el hombre como la mujer se encuentran en condiciones tan adecuadas e insuperables para no sufrir amorosamente, es decir, pueden decidir sus uniones según su propia libertad, son libres de salir de uniones desfavorables y volverse a unirse a otras personas, o también permanecer solteras sin que ello afecte realmente a áreas de realización profesional, personal o sexual. Las personas de hoy en día con propia autosuficiencia de condiciones sociales, raciales y religiosas pueden enamorarse, convivir, casarse, divorciarse y volverse a casar o permanecer solteros sin sufrir perdidas de derechos, acciones legales, discriminación social, entre otros ¿cierto? Pues sí, en teoría al menos.

No existen restricciones legales más si psicológicas. Se puede decir que hace poco menos de 200 años, una mujer que no se casaba estaba condenada al monasterio o a la pobreza, la mujer casada no elegia por libertad a su esposo y no podía liberarse de esta relación por el resto de su vida, aunque existiera violencia lo cual era avalado por la sociedad entera de entonces; te invito a revisar este artículo Amor o costumbre 

Una característica relevante de la sociedad moderna es la deificación del amor como un requisito indispensable para el bienestar, la autoestima y salud mental, en otras palabras, hablamos de una representación de éxito o fracaso personal. En este caso las personas pueden tener problemas amorosos de diferentes tipos:

  • Personas con mucha ansiedad y perturbadas de forma general, porque no llegan a ser felices en sus relaciones de pareja y no desean una separación definitiva.
  • Personas muy deprimidas a partir de la ruptura o casi ruptura de una relación muy importante para ellos.
  • Personas deprimidas, cuya causa de depresión esta originada por la ineficaz o ausente vida amorosa.
  • Personas ansiosas, en donde sus relaciones se vuelven caóticas e insatisfactorias, lo cual hace cuestionar sus capacidades de formar y conservar una pareja.
  • Personas confundidas y perturbadas que mantienen una relación paralela y desean resolver esta situación.
  • Personas muy intranquilas y perturbadas que entienden que sus relaciones son muy negativas y poco beneficiosas, mas tienen dificultades para terminarlas.

Estas personas poseen una concepción acerca del amor, la monogamia, la relación de pareja, la pasión, el matrimonio, el romanticismo, la sexualidad, la familia, la soltería, bienestar de los niños y felicidad, entre otros, relacionados u vinculados directamente a su valía personal y bienestar. En muchos casos se puede hablar del sistema de creencias irracionales que llevan a los seres humanos a interpretar sus objetivos y metas de tal manera que perturban y afectan su vida amorosa y sexual. En personas solteras llegan a dificultar su interacción con el sexo atractivo para este, neurotizándolo en su soledad y complicándole su relación con posibles candidatos. En relaciones de parejas casadas, se generan expectativas irrealistas y demandantes, que llevan a conductas y emociones poco funcionales de como debería de actuar mi pareja y como debería ser la armonía y estado en mi relación.

Si te gustaría entender un poco más; revisa este artículo: ¿Estoy siendo empático con mi pareja? 

En la terapia racional emotiva conductual, las expectativas irrealistas que perturban a las personas en relación al amor se les conoce como la filosofía del amor super romántico. Estas creencias hacen que las personas interpreten sus experiencias y vivencias con un rígido filtro de demandas absolutistas, pensando “si mi pareja no me demuestra amor apasionado y devoto en todo momento es porque no me ama” o “si no tengo una relación de pareja intensa y romántica, todos los demás afectos en mi vida no sirven de mucho”. El amor super- romántico, está compuesto de interpretaciones irracionales, demandas perfeccionistas, rígidas que colocan a las personas en un criterio poco realistas y funcional para juzgar sus propios sentimientos amorosos y estado de su relación actual.

De manera general en nuestra realidad se pueden presentar diversos problemas amorosos, al mismo tiempo que personas obsesionadas con el amor super romántico, amantes demasiado celosos y posesivos, personas que sabotean sus oportunidades de conocer parejas adecuadas y acordes a sus expectativas y aquellos que sufren angustia y depresión cuando pierden el amor. Si bien es cierto en la TREC existen diversas cosas importantes que se pueden enseñar acerca de los deseos humanos, los cuales podrían reforzar el amor y mantenerlo vivo, recordemos que aun en una relación funcional, hay mucho trabajo  y cosas que hacer, definitivamente si las personas pudieran enfocarse en sus objetivos finales entorno a las relaciones amorosas sufrirían menos; buscar el bienestar y la satisfacción en vez de obsesionarse tratando de obtenerlas.

César Vigo

Psicólogo de Libera

C.Ps.P. 35846

Filosofía Libera
¡Precio especial por todo setiembre!
Desde S/. 70 por cita Online
Filosofía Libera

¡Precio especial por todo setiembre!

Desde S/. 70 por cita Online

Nuestros últimos artículos de psicología:

Abrir chat
1
Hola, gracias por comunicarte con Libera😀
¿En qué podemos ayudarte?