999378916 info@libera.pe

Muchos artículos están dedicados hablar sobre cómo manejar la cuarentena desde casa, cómo convivir mejor con nuestra familia o cómo lidiar con el home office; pero muy pocos o ninguno de ellos está dedicado a hablar del estrés que cargan día a día las personas encargadas de seguir trabajando fuera de casa, sobre todo aquellas que desempeñan una labor asistencial y tienen que enfrentar la pandemia cara a cara como son el personal médico, bomberos, paramédicos, enfermeros, asistentes sociales, psicólogos, cuerpo policial, fuerzas armadas, administrativos, etc.

Es importante considerar que lidiar con este tipo de eventos de una manera mucho más cercana puede generar una alta carga de estrés que provoque ofuscamiento e incluso agotamiento a tal punto que, a pesar de la vocación de servicio, se haga difícil poder cumplir la labor encomendada.

Frecuentemente están en contacto cercano con personas contagiadas, con las familias de personas contagiadas, población en estado vulnerable, se encuentran expuestos a situaciones de incertidumbre y crisis, pueden llegar a sentir frustración frente a la falta de control de sucesos que ocurren, así como la confrontación con la muerte y traumas que pueden quedar latentes en sus memorias haciéndolos sentir cargados emocionalmente.

Es bastante común experimentar el síndrome de desgaste por empatía en el que se siente una gran fatiga emocional por lo vivido y se tiene una visión de la vida más real e incluso más dura que antes. Es natural sentir menos seguridad frente a nuestra propia vida pues se vivencia la crisis de una manera muy cercana y eso puede traer consigo algunos estragos en nuestra estabilidad emocional e incluso generar algunos síntomas físicos.

Es por ello que a pesar de lo difícil que puede resultar la labor a desempeñar, es vital conocer el riesgo en el que nos vemos involucrados, pues a través de este conocimiento podremos cuidarnos con mayor consciencia con el fin de asistir mejor a los demás.

Para ello vamos a darte algunas herramientas que puedes utilizar para manejar la carga emocional implicada en la situación laboral en la que te encuentras:

  • En principio es importante que podamos preservar nuestras rutinas diarias personales; es decir, que sigamos cuidando nuestros hábitos de higiene, alimenticios, sueño y recreación. El cumplir con nuestras necesidades básicas ayudará a sentirnos en la capacidad de poder ayudar a los demás, si nos descuidamos a nosotros mismos, no podremos, aunque quisiéramos, estar sanos física y mentalmente para contribuir a la sociedad.
  • En segundo lugar, a pesar de las demandas y exigencias de la situación que vivimos, es vital que puedas brindarte un tiempo para ti mismo, en el que sientas que estás haciendo lo que te gusta, desde algo tan sencillo como darte una buena ducha o respirar profundo hasta ver una película o disfrutar de la actividad física, para que tengas más ideas y reconozcas la importancia de pasar tiempo con nosotros mismos, puedes revisar este artículo La importancia  de tener tiempo para uno mismo.
  • En tercer lugar, será de gran ayuda que puedas aprovechar el tiempo libre que tienes; si bien, actualmente nos vemos restringidos para disfrutarlo como lo hacíamos antes, hay muchas otras alternativas que también puedes realizar en tus momentos de ocio, en este artículo puedes descubrir algunas que te guíen Aprovechando mi tiempo libre. Recuerda que el tomarte tiempos de relajo permitirá que vuelvas al trabajo más ligero y con menos fatiga al trabajo.
  • En cuarto lugar, algo que a veces no hacemos pero serviría ponerlo en práctica, es que después de un incidente crítico, nos demos el permiso de poder hablarlo con alguien, de preferencia alguien que esté en una situación parecida a la de nosotros para que pueda valerse de sus propias herramientas al recibir la información que le demos, tomemos en cuenta que algunos de los relatos pueden ser algo fuertes de escuchar; también podemos compartirlo con la pareja, algún familiar o amigo pero siempre considerando si se encuentran preparados para escuchar la información que vamos a expresarle (respetando siempre los datos de confidencialidad). Esta práctica favorece el que podamos descargarnos de lo vivido con alguien más.
  • Por último, es necesario incluir a nuestra jornada algunas estrategias de intervención grupal que favorezcan el compartir lo experimentado dentro de una sesión en conjunto, así como nuestra percepción del suceso y recibir un feedback al respecto, dar a conocer nuestras emociones y el efecto de lo vivido, consideremos que nuestra labor puede tener un impacto emocional en nosotros y es importante aceptarlo para gestionarlo mejor. Para estas actividades, lo ideal es proponerlo con nuestro equipo de trabajo, no lo veamos como una pérdida de tiempo sino como una inversión con el fin de volver más ligeros al ruedo.

En líneas generales, la labor que se desempeña es de vital importancia para la sociedad, considerando la situación que estamos viviendo, pero es más necesario aún, cuidar de uno mismo, sobre todo cuando muchas vidas dependen de nuestra óptima capacidad física y emocional. Hay que tener en cuenta que si los síntomas que experimentamos como fatiga, desgaste emocional, estrés, etc. son muy intensos o duran mucho tiempo es recomendable consultar con un especialista que nos pueda orientar al respecto.

Vania Gargurevich

Psicóloga de Libera

C. PS. P. 36635

Filosofía Libera
¡Precio especial por todo setiembre!
Desde S/. 70 por cita Online
Filosofía Libera

¡Precio especial por todo setiembre!

Desde S/. 70 por cita Online

Nuestros últimos artículos de psicología:

Abrir chat
1
Hola, gracias por comunicarte con Libera😀
¿En qué podemos ayudarte?