999378916 info@libera.pe

La depresión es uno de los problemas más comunes en la actualidad, los sentimientos de tristeza prolongados, la falta de apetito, la pérdida de energía y los problemas del sueño son los síntomas que la mayoría de las personas asocian a la depresión. Sin embargo, estos no son los únicos síntomas que presentan ya que en ocasiones el sentimiento de inutilidad es mucho más marcado lo que lleva a pensamientos suicidas, y, en ocasiones, pueden presentarse delirios y alucinaciones, cuando esto ocurre se está hablado de una depresión psicótica.

Es común que al presentarse los síntomas psicóticos (ideas delirantes y alucinaciones) se confunda con la esquizofrenia, no obstante, en la depresión psicótica, estos síntomas están estrictamente relacionados con el estado de ánimo de la persona, por ejemplo puede presentarse alucinaciones auditivas del tipo “no vales nada” o “no eres lo suficientemente competente”, en el caso de los delirios pueden hacerse la idea de “merecer” o “haberse ganado” el sufrimiento, lo que no cambiará a pesar de presentarle evidencias que refuten esa creencia.

Características de la depresión psicótica

  • Una de las características de una persona con depresión psicótica es el sentimiento de inutilidad, la creencia de no valer nada, con pensamientos e ideaciones suicidas.
  • Presenta síntomas como una disminución de su estado de ánimo marcado por una permanente tristeza que a su vez provoca una sensación de fatiga constante y difícil de controlar, lo que es percibido como intolerable. Así mismo, pierde interés por todas las actividades presentando dificultades para experimentar placer.
  • El estado depresivo puede generar síntomas de ansiedad, irritabilidad, nerviosismo o ataques de ira en el enfermo que en ocasiones pueden ir acompañados con delirios y alucinaciones que agravan el problema.
  • Generalmente pueden encontrarse inhibidos, con grandes dificultades para hablar, comunicarse y concentrarse.
  • Pueden presentar problemas en la realización de actividades diarias como vestirse, cocinar, ducharse, etc. Mostrando en ocasiones un movimiento lento y entorpecido.
  • Suelen presentarse síntomas físicos como sequedad de boca, disfunciones sexuales, etc.
  • Pueden mostrar conductas extravagantes, tales como llorar de forma excesiva, gritar o quejarse por cualquier cosa.
  • Presencia de delirios y/o alucinaciones, solo en presencia de una alteración del estado de ánimo y relacionado con este.

Los delirios

  • Los delirios pueden definirse como juicios falsos que la persona mantiene firmemente a pesar de existir evidencia que respalde la pérdida del contacto con la realidad de la creencia.
  • En la depresión psicótica suelen presentarse distintos tipos de delirios entre ellos tenemos.
  • El delirio de culpa donde la persona tiene la creencia que ha cometido un acto terrible y se tortura por eso. Por ejemplo puede creer que es un indeseable por decir algo incorrecto en su trabajo, hasta creer que no merece vivir porque ha conseguido que nadie lo quiera. Este delirio suele asociarse con la falta de ganas para vivir.
  • El delirio catastrófico es la creencia de que el futuro está lleno de desgracias. La persona cree firmemente que su vida en general está destinado a la ruina y al desastre, lo que alimenta la depresión.
  • El delirio hipocondríaco es grave, ya que el individuo cree que un agente externo le impone malestares corporales que él no puede evitar, lo que lleva a la persona a convencerse de que se enfermará de manera incurable por lo que su vida acabará en cualquier momento.
  • El delirio nihilista también conocido como delirio de negación, las personas con este delirio pueden negar la existencia de partes de su cuerpo, creer que no necesitan comer o beber, o incluso afirmar que ya no está vivo o que son inmortales.

Las alucinaciones

La alucinación podemos describirla como una experiencia subjetiva donde se percibe una realidad que no existe. En el caso de la depresión psicótica las alucinaciones suelen ser auditivas y/o somáticas, estrechamente relacionadas con el estado de ánimo, por ejemplo, una alucinación auditiva puede ser el oír cuchicheos o susurros que le dicen a la persona que su vida no tiene sentido o que todos serían felices si es que se matara. Estas alucinaciones suelen acompañarse de los delirios mencionados, por ejemplo, las alucinaciones somáticas pueden ir relacionado con los delirios hipocondriacos, así la persona puede llegar a experimentar como sus órganos enferman o se carcomen, y todo esto es causado por alguien ajeno a él.

Es necesario recordar que estos juicios no son influenciables ni por la experiencia ni por conclusiones irrefutables. Además, su contenido es imposible. Por otro lado para poder diferenciar la esquizofrenia y la depresión psicótica el elemento clave es que en la depresión psicótica, los delirios y las alucinaciones se presentan únicamente cuando el estado de ánimo está alterado, mientras que en la esquizofrenia se presentan en cualquier momento sin depender del estado de ánimo.

Tratamiento

La depresión psicótica es muy peligrosa para la persona que la padece puesto que sus sentimientos de “no valgo nada” sumado a delirios y alucinaciones que le refuerzan el sentimiento de inutilidad pueden llevar al individuo a atentar contra su vida, por lo que por lo general es recomendable la hospitalización, sobre todo cuando se han dado intentos suicidas. Para estabilizar el estado de ánimo y para el control de los síntomas psicóticos suelen emplearse fármacos antidepresivos y antipsicóticos respectivamente. Posterior a la estabilización de los síntomas es recomendable el trabajo psicológico en paralelo que permita la exploración e intervención en el trasfondo de los síntomas experimentados.

Abrir chat
1
Hola, gracias por comunicarte con Libera😀
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by