999378916 info@libera.pe

El mundo ha venido atravesando numerosos cambios en el último tiempo, producidos por el virus Covid-19, con medidas que han movilizado a muchos de nosotros. Una de ellas, la cuarentena, es decir, el deber permanecer aislados socialmente durante varias semanas. Para muchos, esto ha sido un respiro de sus ajetreadas rutinas y labores diarias; para otros, ha sido un real calvario, pues el aislamiento –dentro de todo- nos confronta con nuestras propias angustias, soledad y vacío.

La mayoría de personas viven con sus familias, otro grupo vive sola, y otro vive con sus parejas. ¿Cómo han enfrentado las parejas el momento de cuarentena?

Es claro que, en un contexto adulto, en la amplia mayoría de casos, no estamos acostumbrados a ver 24/7 a nuestra pareja, pues por lo general la rutina no lo permite (trabajo, estudios, actividades sociales y personales, entre otras). Sin embargo, en el último mes, la coyuntura social ha colocado las condiciones de estar juntos de manera perenne.

¿Qué ha conllevado esta situación?

Para muchas parejas, se han empezado a generar roces y malestares por la infrecuente rutina de estar varias semanas juntos. En consulta, muchas parejas han comentado que al inicio se vivió como una nueva experiencia y oportunidad para la relación, pero que conforme el tiempo fue transcurriendo, la monotonía cedía lugar a que las dificultades salgan a relucir.

¿Por qué pasa esto?

Las interacciones humanas son complejas, sobre todo porque intentan unificar personalidades muy singulares y propias, lo cual conlleva a desencuentros y discrepancias propias de la interacción. Para profundizar más sobre este último punto, sugerimos que revisen también este artículo: Diferencias interpersonales: objetivos, intereses y cómo afrontarlas en tu relación de pareja. En el mundo adulto, existen un sinfín de actividades que realizamos en el día a día que mitigan o esconden dichas discrepancias y desencuentros, por ejemplo, el trabajo, la rutina, los niños, los quehaceres de la casa, las actividades personales de cada uno, entre otras; haciendo que estas discrepancias solo tengan lugar de tanto en tanto, y no sean lo cotidiano.

Sin embargo, la situación que se ha vivido desde el 15 de Marzo, ha eliminado en gran medida todas esas actividades que antes, suponían un amortiguador a la aparición de conflictos. Por tanto, estas han ocupado un lugar protagónico en los días de cuarentena.

¿Cómo trabajar la aparición de dichas discrepancias?

Comunicación:

Tener espacios diarios de 30 minutos o 1 hora, en donde puedan conversar de manera calmada sobre cómo se vienen sintiendo, qué esperan del otro y qué compromisos pueden asumir; puede ayudar a que exista una constante revisión de cómo están y qué aspectos hay que trabajar, a fin de que estos no “salten” a manera de discusión. En línea con esto, les sugerimos revisen este artículo que nos puede a ayudar a entender cómo la interpretación que tenemos de un evento, puede derivar en problemas con la pareja:  Peleas de pareja: ¿el problema es lo que pasó o lo que nosotros entendimos de eso?

Organizarse:

Teniendo en cuenta las múltiples actividades que hacer en la casa, es bueno que organicen sus tiempos para llevar a cabo las rutinarias del hogar, pero también algunas de ocio, de aprendizaje y de tiempo juntos

Pasar tiempo juntos:

Haciendo algunas cosas que quizá por la rutina misma no podían, por ejemplo, jugar juegos de mesa, ver alguna serie de su interés, preparar algún postre, etc.

Sexualidad:

Tener tiempo suficiente puede ayudar a explorar aquellos lados de la intimidad y de la relación que hacía falta. Poder incorporar nuevos elementos a la dinámica sexual, conversar sobre sus intereses e inquietudes y explorar nuevas formas de disfrutar pueden ayudar a mitigar la rutina también. Es frecuente que en este ámbito existan dificultades para comprender algunos deseos o insatisfacciones relacionadas a la sexualidad, a veces le otorgamos a la otra persona la entera responsabilidad de nuestro placer y deseo, sin tomar en cuenta que la sexualidad es responsabilidad de ambos; por ello, sugerimos que revisen adicionalmente este artículo que puede ayudar a comprender cómo y por qué el apoyo de ambos y la comunicación puede ser la clave para resolver estos conflictos: La importancia del apoyo de la pareja en la terapia sexual

Más allá de la situación de aislamiento social, es importante mirar a la pareja como un miembro de tu mismo equipo. La situación en sí misma es estresante, cuidemos las relaciones que más nos importan para fortalecer nuestro interior.

María Claudia Gee

Psicóloga de Libera

C.Ps.P. 26545

Filosofía Libera
¡Precio especial por todo setiembre!
Desde S/. 70 por cita Online
Filosofía Libera

¡Precio especial por todo setiembre!

Desde S/. 70 por cita Online

Nuestros últimos artículos de psicología:

Abrir chat
1
Hola, gracias por comunicarte con Libera😀
¿En qué podemos ayudarte?