Algunos padres consideran que establecer límites a sus hijos puede resultar castrante o no va a dejar que se “desarrollen” plenamente, sin embargo, el no establecerlas gradualmente y en el tiempo adecuado puede traer algunas consecuencias negativas.

Límites con respeto

Debemos tener en cuenta que poner las normas claras no implica necesariamente castigos constantes o agresión, por el contrario, si aprendemos a establecerlos correctamente podría traer muchos beneficios a nuestros hijos, no solo ahora si no también en el futuro, por ello es necesario que estemos atentos a la forma en la que comunicamos las reglas, de modo que pueda ser captado de la mejor manera.

¿Cómo lo hago?

  • A la hora de establecer las normas hay que tratar de ser lo más claro posibles, tomando en cuenta el entendimiento que puedan tener nuestros hijos de acuerdo a su edad, que el niño entienda el sentido de las normas, que estas se establecen para generar algún beneficio y no por simple capricho de un adulto.

  • Es recomendable que siempre exista un previo acuerdo entre los padres sobre las normas que se establecerán en el hogar y las responsabilidades que se le asignara a cada hijo y así evitar algún tipo de desautorización o confusión para el niño.

  • No es suficiente plantear los límites y dejar que los niños los cumplan por voluntad propia, es necesario supervisar el cumplimiento de las normas, ante ello debemos mantenernos firmes de la decisión ya tomada.

  • Recordemos la importancia de reforzar positivamente a nuestros hijos, reconocer cuando cumplen con sus responsabilidades y respetan las normas, manifestándoles lo orgullosos que estamos por cómo están actuando.

Responsabilidades distintas para cada edad

Si queremos que nuestros hijos aprendan a respetar normas y que se vuelvan más responsables debemos tomar en cuenta que esto es un proceso, no obtendremos jóvenes autónomos y responsables de su propia vida si no los guiamos y educamos desde la infancia, por ello podemos empezar a delegar ciertas actividades que vayan de acuerdo a la capacidad de cada niño en las que puedan ir aumentando la dificultad progresivamente e impliquen un poco de esfuerzo para el niño,  como por ejemplo: tirar las cosas a la basura o recoger sus propios juguetes a los 2 y 3 años; regar las plantas o  alimentar a la mascota entre los 4 y 5 años; recoger la basura, limpiar el suelo a los 6 y 7 años; guardar las compras, preparar su desayuno a los 9 años ; limpiar los baños , preparar una comida simple a los 11 o pintar las paredes, cocinar una comida completa, etc., con el pasar del tiempo.

Beneficios

A lo largo de nuestra vida nos enfrentamos a distintas situaciones, algunas pueden resultar placenteras, sin embargo, otras pueden parecer bastante frustrantes, ante ello debemos tener herramientas que nos ayuden a controlar nuestras emociones para poder autorregularnos; estas herramientas no aparecerán como arte de magia, deben ir desarrollándose a través de nuestra infancia y adolescencia. Lo que vivimos en casa suele ser un modelo en pequeña medida de lo que se vivirá en el exterior, por ello el aprender a respetar normas y cumplir nuestras responsabilidades puede traer distintos beneficios para nuestros hijos, como, por ejemplo:

  • Sabe que existen normas y que no puede hacer lo que le venga en gana, ya que conocen los límites y las consecuencias de sobrepasarlos.

  • Aprende a cuidar de sí mismo y de otros; las normas que establezcamos van a servir de guía para el accionar de nuestros hijos en un futuro y   van dirigidas al cuidado propio, si el niño las interioriza correctamente podrá prever ciertas situaciones en un futuro.

  • Desarrolla sentimientos de cuidado y seguridad; el darle responsabilidades progresivamente que vayan de acuerdo a sus capacidades y ayudará que ellos sientan que pueden lograr cosas por si solos.

  • Debemos dejar que nuestros hijos intenten y fallen cuanto sea necesario, esto les ayudará a comprender que a veces las cosas salen bien y a veces no, esto no significa el fin de todas las posibilidades.

  • Se vuelve autónomo y responsable; entienden que hay que esforzarse para lograr sus metas, desarrolla iniciativa y aprende a tomar decisiones.

  • No olvidemos que los límites y la responsabilidad van de la mano, no podemos esperar tener niños responsables si es que no se establecen límites de forma adecuada y enseñando con el ejemplo.

Te ofrecemos estos precios en citas presenciales y online en psicoterapia

Terminos y condiciones

Ver términos y condiciones

  • Precios en moneda peruana (soles / PEN).
  • El pago es por adelantado.
  • Precios válidos para pacientes en el Perú y el extranjero.
  • Consultar por los profesionales que atienden en formato presencial.
  • Precios válidos hasta el 31 de marzo del 2024.

Método de pago

YAPE, Efectivo, a través de una de nuestras cuentas bancarias, POS físico o POS Virtual (Pago Link) que acepta tarjetas de débito y crédito Visa, MasterCard, American Express, Diners Club, Amex y UnionPay.

Nuestros últimos artículos de psicología:

Compañía emocional

Compañía emocional

Si estamos en una relación de pareja debemos aprender a escuchar más allá de las palabras, la queja o el reclamo, y establecer...

leer más
Abrir chat
1
Hola, gracias por comunicarte con Libera😀
¿En qué podemos ayudarte?