999378916 info@libera.pe

En nuestras vidas, existen unos señores y señoras de cabello blanco cuyo color es símbolo de experiencia, su piel posee algunos bachecitos que permiten acariciar la vida, sus ojos brillantes emanan ternura y su sonrisa traviesa transmite alegría, sus pasos son ligeros indicándonos que la vida se disfruta más sin ir de prisa y tienen el súper poder de dar abrazos que reparan corazones. Ellos son los abuelos, nuestros segundos cuidadores y cómplices.

Algunos pasan muchas horas cuidando a sus nietos y otros comparten con ellos ocasionalmente, pero sea cual sea el caso, los abuelos siempre serán referentes emocionales esenciales en sus vidas. Son cuidadores por excelencia, orientan con amor y participan en el desarrollo integral de sus nietos, principalmente cuando son pequeños. Por ello, en este artículo te invito a reflexionar sobre el papel especial de los abuelos en nuestras vidas y así, devolverles la importancia que se merecen.

Estas son algunas de las razones por las que los abuelos son especiales:

Son cómplices de sus nietos.

Los abuelos son amigos grandes de sus nietos, con quienes se sienten protegidos, comprendidos y queridos.

Son profesores de casa.

Suelen tener más tiempo, paciencia y casi siempre están disponibles y prestos a apoyar a sus nietos con las tareas escolares.

Enseñan el amor a la naturaleza.

Muchos abuelos disfrutan de actividades botánicas como el cuidado de las plantas, sembrar flores o regar el jardín, interés que transmiten a sus nietos, inculcándoles valores como la paciencia, compromiso y el cuidado del medio ambiente.

Son grandes exploradores y actores.

Los niños son curiosos, exploradores y poseen una gran imaginación, es por ello por lo que los abuelos se convierten en sus mejores compañeros, ya que pueden crear historias y personajes de películas como buscar tesoros, luchar con piratas, curar enfermos y apagar incendios.

Te sumergen en su mundo.

Los abuelos realizan actividades relajantes como la música, tejer, armar cosas, etc., las cuales comparten con sus nietos. Los introducen en su mundo, afianzando el vínculo afectivo con ellos.

Son libres y divertidos.

Con los abuelos los niños se sienten más libres, ya que no les imponen tantas reglas como los padres. Tienen más tiempo para compartir con sus nietos y se pueden convertir en niños cuando juegan, generando momentos únicos y divertidos. Asimismo, uno de sus lugares de juegos favoritos es el parque, ahí disfrutan de correr, esconderse o pasear con los niños en bicicleta.

Escuchan mucho y siempre conversan.

Los abuelos cuentan muchas historias interesantes que sus nietos disfrutan. Asimismo, sus oídos siempre están prestos a escuchar, por lo que sus nietos están ávidos de contarles sus aventuras y oír sus consejos.

Enseñan juegos clásicos.

Comparten con sus nietos juegos de su infancia como el ajedrez, damas o cartas, brindando momentos divertidos y de aprendizaje.

Son una gran fuente de afecto y soporte emocional.

Los abuelos son un refugio, un lugar donde los nietos pueden recurrir cuando se sienten tristes, cuando necesitan un hombro donde llorar, cuando necesitan ser reconfortados y sostenidos. Son expertos en dar cariño, sus abrazos son poderosos y transmiten seguridad.

Son los mejores narradores de cuentos.

Además de tener muchas historias que contar, los abuelos son muy buenos para contar cuentos. Pasar un momento del día escuchando al abuelo contar un cuento es relajante y afianza los vínculos familiares. Si deseas saber cuáles son los beneficios de los cuentos, puedes leer el siguiente artículo: La importancia de los cuentos infantiles.

Son enfermeros y doctores.

Cuando los nietos enferman, los abuelos permanecen vigilantes, están atentos a sus necesidades y también los miman mucho. Además tienen todos los secretos para aliviar cualquier mal.

Son los mejores cocineros.

Las recetas de la abuela (mayormente) son las más ricas y nutritivas. Siempre están prestas a cocinar los platillos favoritos de sus nietos, están pendientes de que hayan comido y ponen especial atención a que coman sano. También brindan momentos divertidos en la cocina donde enseñan a los pequeños a preparar postres.

Permiten que les enseñen.

Dejan que sus nietos les enseñen a manejar las nuevas tecnologías para que de esta forma puedan estar al día y disfruten de la modernidad con la familia.

Atesoran los regalos de sus nietos.

Un dibujo, una manualidad o cualquier detalle que su nieto le dé, se convierte en un tesoro. Por ello, los niños disfrutan de hacer detalles para sus abuelos porque saben que su trabajo será valorado.

Fomentan valores.

A través de sus enseñanzas y su ejemplo inculcan valores como el respeto, la empatía, el compromiso, la honestidad y la responsabilidad.

En estas épocas, donde el mundo sufre la pandemia del Covid-19, uno de los grupos etarios más afectados y vulnerables a sucumbir con esta enfermedad es la tercera edad, es decir, nuestros abuelos, por eso debemos cuidarlos. No olvidemos cuanto han contribuido en nuestro desarrollo y salud mental, ellos ya han hecho y siguen haciendo mucho por nosotros, y ahora es nuestro turno de dar todo por ellos. Dales tiempo, espacio, amor, comprensión, escúchalos y no permitas que se sientan solos. Para que puedas saber cuáles son las implicancias de la soledad en nuestros abuelos, te invito a visitar el siguiente artículo: La soledad en el adulto mayor. 

A pesar de la adversidad, podemos aprovechar el confinamiento para acercarnos más a nuestros abuelos y mostrarles lo importante que son para nosotros, estemos cerca o lejos de ellos, siempre se puede intentar ya que tenemos a la tecnología de nuestro lado. En general, aprovechemos este tiempo único y excepcional para afianzar o reparar nuestros vínculos familiares.

Filosofía Libera
¡Precio especial por todo setiembre!
Desde S/. 70 por cita Online
Filosofía Libera

¡Precio especial por todo setiembre!

Desde S/. 70 por cita Online

Nuestros últimos artículos de psicología:

Abrir chat
1
Hola, gracias por comunicarte con Libera😀
¿En qué podemos ayudarte?