La felicidad se puede definir como una combinación sobre la satisfacción con la vida (familiar, de pareja, trabajo) y el bienestar que se siente en el día a día.

Aunque el concepto de la felicidad es difuso y su significado varíe para distintas personas y culturas, entendemos que ser feliz está relacionado con encontrarse en un estado mental de bienestar acompañado de sensación de plenitud y coherencia con uno mismo.

Algunos datos sobre la felicidad

De acuerdo a algunas investigaciones (Lyubomirsky, Sheldon y Schkade, 2005) se ha determinado que:

  • Nuestros genes determinan nuestra felicidad en un 50% sobre 100.
  • Por otro lado, el 10% está determinada por las circunstancias que nos rodean.
  • Y el 40% restante está desencadenado por las actividades que hacemos a diario

Por lo que dicho lo anterior,  podemos llegar a la conclusión de que nuestra felicidad está regida por estos tres elementos y de que aunque exista un 60% de nuestra felicidad que no podamos controlar aún nos queda un 40% del que si somos responsables en las actividades que forman parte de nuestra vida diaria.

La felicidad desde la psicología

Seligman señala que la felicidad se genera  cuando nuestra vida satisface plenamente nuestras necesidades. Es decir, viene cuando nos sentimos satisfechos y realizados.

Por su parte, Sonja Lyubomirsky, investigadora de psicología positiva, concibe la felicidad como: “la experiencia de la alegría, satisfacción o bienestar positivo, combinados con una sensación de que la vida de uno es buena, significativa, y que vale la pena”.

¿Cuáles son las necesidades emocionales que deben ser cubiertas para alcanzar la felicidad?

Tener bienestar

Entendido como las conexiones que  se realizan entre el cuerpo y la mente y que afecta a nuestro estado de ánimo y viceversa. No podremos sentirnos bien si no satisfacemos nuestra primera y esencial necesidad básica, la fisiológica.

Vivir en un medio ambiente adecuado.

Se refiere a los factores externos, como la seguridad, la disponibilidad de alimentos, la libertad, el clima, la belleza, y su hogar. El ser humano necesita sentirse protegido para poder ser feliz. Todos los seres humanos tienen que vivir experiencias temporales como la alegría, el sexo, el amor y la alimentación para sentirse bien.

Tener relaciones interpersonales.

Por otro lado, dado que somos una especie social, las relaciones sociales que tengamos serán la base de la construcción de nuestra personalidad.

Afán de superación.

Necesitamos tener metas y la motivación necesaria para luchar por ellas y cumplirlas. Es decir, tenemos que vivir aventuras, elaborar planes y ser curiosos con el mundo que nos rodea.

Nuestro interior necesita implicarse en aquella actividad que está realizando, prestando atención a sus actitudes internas y no basándose sólo en las circunstancias externas. Por lo que, para ser feliz hay que estar comprometido en lo que se hace de forma activa.

Éxito y logro.

Toda persona necesita establecerse metas con las que perseguir sus sueños y además sentirse competente y autónomo. Gracias a ellas podemos seguir creciendo como personas e incluso de forma profesional. Para ello la confianza en uno mismo será muy importante.

Como ya sabemos, también necesitamos que nos quieran y sentirnos queridos para tener una valoración positiva de nosotros mismos y de nuestra labor profesional. Si no conseguimos tenerla puede afectar a nuestra autoestima y por ende a nuestra felicidad.

Elasticidad o Flexibilidad.

También tenemos que tener la capacidad de adaptarnos a los cambios que la vida pone en nuestro camino y saber superarlos de forma positiva.

Reflexiones finales

Es difícil definir claramente lo que significa felicidad, pero casi todo lo que hacemos, es con el fin de lograrla y aumentarla o para evitar y/o disminuir la infelicidad.

Para algunas personas, la felicidad se encuentra en los pequeños placeres; para otras, es una meta inalcanzable y para otras el resultado de grandes momentos o bien una rara experiencia en el transcurso de la vida.

Lo cierto es que la felicidad es un factor que depende de cada persona y está en manos de cada uno aprender a ser más felices.

Te ofrecemos estos precios en citas presenciales y online en psicoterapia

Terminos y condiciones

Ver términos y condiciones

  • Precios en moneda peruana (soles / PEN).
  • El pago es por adelantado.
  • Precios válidos para pacientes en el Perú y el extranjero.
  • Consultar por los profesionales que atienden en formato presencial.
  • Precios válidos hasta el 31 de marzo del 2024.

Método de pago

YAPE, Efectivo, a través de una de nuestras cuentas bancarias, POS físico o POS Virtual (Pago Link) que acepta tarjetas de débito y crédito Visa, MasterCard, American Express, Diners Club, Amex y UnionPay.

Nuestros últimos artículos de psicología:

Compañía emocional

Compañía emocional

Si estamos en una relación de pareja debemos aprender a escuchar más allá de las palabras, la queja o el reclamo, y establecer...

leer más
Abrir chat
1
Hola, gracias por comunicarte con Libera😀
¿En qué podemos ayudarte?