999378916 info@libera.pe

La psicología es una ciencia joven, a lo largo de su historia han surgido distintos enfoques en la manera en como se comprende la naturaleza del ser humano y en la forma en como se abordan las distintas situaciones a los que se enfrentan las personas.

No se trata de ver qué enfoque es mejor o peor, o está en lo correcto o no, no hay verdades absolutas y nos encontramos en constante aprendizaje. Sin embargo, dependiendo de las características, expectativas, necesidades o deseos del usuario, un enfoque podría adaptarse mejor a una persona que otra.

En Libera trabajamos bajo los enfoques descritos a continuación, sin embargo, si bien cada terapeuta se orienta más hacia un enfoque que otro, nuestro constante compartir de conocimientos entre colegas nos hace tener una visión más amplia en nuestra manera de comprender y abordar a las necesidades de nuestros usuarios.

Enfoque Cognitivo – Conductual

La psicoterapia bajo este enfoque se centra en la conducta y en los procesos mentales que se encuentran detrás de la ejecución de esta, por lo tanto, la Terapia Cognitivo-conductual supone que hay patrones de pensamientos no adaptativos o erróneos que se traducen en un patrón de comportamientos disfuncionales y malestar emocional. A su vez, este enfoque asume que dichos patrones son aprendidos, por lo que están sujetos a modificación a través de nuevos aprendizajes.

Dicho esto, lo que se busca es, a través de un análisis funcional de la conducta, identificar las asociaciones entre dichos pensamientos y las conductas que tomar lugar después de los mismos para posteriormente llevar a cabo un cuestionamiento de las creencias y modos de funcionar de la persona, lo que lleva a la adquisición de comportamientos más adaptativos y asertivos.

Se enfoca en el presente, en problemas específicos, está orientado a metas, es de tiempo limitado y los usuarios toman un rol activo durante las sesiones, donde aprenden y ensayan estrategias para enfrentar situaciones adversas. Es ideal para personas que buscan una ayuda más estructurada y guiada, con problemas específicos.

Enfoque Psicodinámico

La psicoterapia bajo este enfoque se centra en los aspectos inconscientes del modo de funcionar de la persona, se trata de indagar a través de la técnica de la asociación libre cómo nuestras experiencias pasadas (por ej. experiencias infantiles, traumas pasados, entre otros) influyen en cómo somos en el presente, en nuestra estructura de personalidad, por lo que es importante explorar nuestra historia de vida.

Se espera entonces que al ganar mayor conocimiento acerca de nosotros mismos, logremos iniciar un cambio y una mayor adaptación a las demandas del ambiente al hacer consciente lo que estaba de alguna manera inconsciente para nosotros.

Es diferente del psicoanálisis, si bien parte de los principios básicos del mismo, se diferencia en la técnica ya que el enfoque psicodinámico plantea intervenciones más breves, enfocadas en problemas concretos y en una relación más horizontal entre el terapeuta y el usuario. No es una terapia dirigida, se espera que la persona en conjunto con la reflexión a la que le invita el terapeuta, se descubra a sí misma y encuentre sus caminos para manejar las situaciones. Es ideal para personas que buscan hacer un ejercicio de encontrarse a sí mismas, o que pudieran no tener un motivo de consulta claro o el mismo les resulta bastante complejo de aclarar.

Enfoque Humanista Existencial

La psicoterapia bajo este enfoque tiene como base la fenomenología, la cual asume que nunca seremos capaces de experimentar “la realidad en sí”, por lo que nuestros pensamientos y emociones son fuentes legítimas de información, y por otra parte, del existencialismo, el cual propone una reflexión acerca de la existencia humana. Bajo esta corriente, el individuo es visto como un ser consciente, en constante desarrollo y capaz para decidir sus actos, por lo que se hace énfasis en la toma de decisiones y la capacidad para realizar un proyecto de vida en busca de la llamada “autorrealización”, es decir, un estilo de vida pleno, dando peso a los aspectos positivos de la persona (potencialidades).

Según estos postulados, el malestar de un individuo deriva en la incongruencia de su estado actual con su proyecto de vida o estado imaginado. Por lo tanto, el terapeuta a través del diálogo facilitará el proceso de búsqueda existencial del individuo.  Nuevamente, es ideal para personas que estén en búsqueda constante de sí mismas y que estén dispuestas a aventurarse a reflexionar acerca de ello.

Enfoque Gestalt

La psicoterapia bajo este enfoque se centra en el principio de que cada persona debe ser observada en su globalidad (mente, cuerpo y alma) y hace énfasis en comprender lo que la persona experimenta en el aquí y el ahora, considerando que esto último es más válido que la interpretación que pueda hacer la persona u otros de su experiencia.

Se busca entonces, a través de diferentes técnicas expresivas y creativas, que el cliente “se dé cuenta” y logre definir lo que está vivenciando en el aquí y el ahora, promoviendo un contacto con lo que lo rodea en el presente y promoviendo el sentido de responsabilidad. La meta es que el cliente adquiera una conciencia libre de juicios de sus actos, pensamientos y sentimientos, buscando el cambio a la vez que se acepta y valora a sí mismo. Por lo tanto, es ideal para cualquier persona que se encuentre en búsqueda de sí misma o perciba inestabilidad en distintos ámbitos de su vida.

Enfoque Sistémico

La psicoterapia bajo este enfoque concibe al individuo como enmarcado dentro de varios sistemas: individuo, familia, escuela/trabajo y comunidad, entendiendo que dichos sistemas interactúan y se influyen mutuamente. Por lo tanto, la persona es un “ser en interacción” y el malestar deriva de interacciones poco satisfactorias con el entorno que la rodea. Bajo este enfoque, la ayuda terapéutica no se detiene a indagar las causas del problema sino a qué elementos lo mantienen en el presente. Así mismo, no se establecen diagnósticos.

Por lo tanto, el objetivo de la terapia es hacer visible dichas interacciones e interrumpir “círculos viciosos”, fomentando el cambio tras la reflexión y búsqueda en conjunto de soluciones. Es ideal para el trabajo con parejas y familias.

Abrir chat
1
Hola, gracias por comunicarte con Libera😀
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by