¿Qué es el TOC?

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) es un trastorno que pertenece al grupo de ansiedad, tiene como característica principal la presencia de obsesiones o compulsiones de carácter recurrente lo suficientemente graves como para provocar pérdidas de tiempo significativas, pues los sujetos demoran sus labores o actividades por realizar la compulsión que alivie el malestar que le genera su obsesión.

¿A qué se le llama ‘obsesión’?

Como se ha mencionado, en este trastorno están presentes las obsesiones, las cuales son pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes. Dichas obsesiones son experimentadas como intrusas e inapropiadas, pues la persona reconoce que son extrañas y que son producto de su propia mente; generándole ansiedad y malestar significativo.

La frecuencia y duración de dichas obsesiones no están fijadas, pues dependen y varían entre pacientes, se han reportado casos en donde existen de dos a tres obsesiones por día, o múltiples diarias pero de breve duración.

Los contenidos de las obsesiones son variados, siendo los más frecuentes aquellas que tienen que ver con la contaminación, como dar la mano o tocar cosas que consideran están sucias; dudas repetidas, como saber si ha cerrado bien la casa o la llave del gas; impulsos agresivos, como hacer daño a alguien o herir. Asimismo, otro tipo de obsesiones hacen referencia a la necesidad de tener las cosas en un orden determinado, pues cuando no mantienen dicho orden o armonía, las personas experimentan ansiedad y malestar; otro tipo son las de contenido religioso con pensamientos blasfemos; imágenes sexuales, y también del tipo de acumulación. Uno de los principales problemas de las obsesiones es su carácter rumiante, pues las personas pasan larguísimos períodos de tiempo pensando de forma improductiva sobre las mismas obsesiones.

¿Qué es una compulsión?

Las compulsiones son conductas, tales como lavarse las manos, ordenar o comprobar; o actos mentales, tales como rezar, repetir palabras, formar imágenes, contar, etc., pues la persona se siente impulsada a realizarlas en respuesta a una obsesión generadora de ansiedad y malestar.

Las compulsiones no están dirigidas a proporcionar placer, sino a prevenir o reducir el malestar o, en todo caso, a prevenir algún acontecimiento o situación temida.

Los casos más frecuentes de TOC

Contaminación:

Contiene obsesiones sobre sufrir daño o la posibilidad de contagiar a otros por tener contacto con sustancias, como suciedad, gérmenes, heces, sangre, orina, semen, productos de limpieza, etc. De esta obsesión, la compulsión más clara es lavarse las manos o bañarse durante mucho rato, desinfectarse, limpiar los objetos, etc., tendiéndose a evitar contacto con los objetos que consideran contaminados, como bolsas de basura, pacientes con otras enfermedades, lavados públicos, las perillas de la puerta, entre otras; y aparecen, en consecuencia, conductas defensivas a las anteriormente mencionadas, pues pueden coger las cosas con guantes o pedir a otros que abran las puertas.

Daño accidental no debido a contaminación o violencia física, como accidente o enfermedad:

Esta clasificación corresponde a las obsesiones sobre dejar, por ejemplo, la llave del gas abierta o aparatos eléctricos conectados; o haber atropellado a alguien, hacerse daño, pensar que a un familiar le ocurrirá algo malo. Cuyas compulsiones son comprobar repetidamente que dichas situaciones se encuentran estables, como comprobar si la llave del gas está correctamente cerrada, o revisar mentalmente los últimos pasos para comprobar que no hay artefactos eléctricos conectados.

Violencia física hacia sí mismo u otros, por parte de uno mismo u otros:

Estas obsesiones pueden incluir pensamientos sobre tirarse a la pista de autos, matar a un hijo con un cuchillo, ahogar a un familiar con una bolsa de plástico, tirar a alguien por la ventana, imágenes de asesinatos o cuerpos desmembrados; tienen como compulsiones pensar repetidamente que no se quieren morir, buscar algún sitio de tranquilidad, comprobar que no se ha causado daño alguno, o formar contra-imágenes. Y dentro de sus conductas de evitación, se encuentran no acercarse a la pista cuando los autos estén transitando, no quedarse a solas con la persona que puede ser dañada, ocultar los cuchillos, o en todo caso, tener cuchillos de plástico.

Conducta socialmente inaceptable:

Contiene obsesiones sobre escribir obscenidades o insultos, decir cosas irrespetuosas, robar, engañar, mentir; tiene como compulsiones intentar mantener el control de la conducta, preguntar a los demás acerca del comportamiento de uno; y estas personas pueden no acudir a situaciones sociales para así evitar pasar vergüenza.

Sexo:

Son obsesiones sobre órganos sexuales, actos sexuales indeseados (como cometer una violación, o abusar de niños), o tener dudas sobre la propia orientación sexual. Dichas obsesiones son aliviadas y neutralizadas con compulsiones como el intento frenético de sacar de la mente pensamientos sexuales, pensar en otras cosas, o recordar experiencias heterosexuales cuando está pensando sobre la homosexualidad.

Religión:

En relación a este tema, se presentan pensamientos o imágenes blasfemas, pensamientos de ser castigado, o dudas religiosas; que tienen como compulsiones rezar, hacer penitencia, pensar el algo que contrarreste la obsesión, etc.

Acumulación:

Presentan oposición para botar cualquier cosa valiosa pues piensan que pueden necesitarse en el futuro, entonces sus compulsiones son acumular toda la cantidad de objetos, tales como revistas, boletas, papeles, regalos, ropa, etc. En este sentido, las personas que presentan este tipo de TOC evitan deshacerse de dichos objetos y pueden tardar muchas horas antes de poder botar algo.

Orden, simetría, exactitud:

Las obsesiones de este tipo de TOC resaltan el hecho de que las cosas deben estar en el sitio adecuado o simétricamente colocadas, las palabras empleadas con la debida precisión y las acciones realizadas del modo correcto. Sus compulsiones más comunes son ordenar una y otra vez los objetos de la manera precisa, volver a leer lo ya leído, repasar, reescribir lo escrito, seguir secuencias a la hora de cocinar o limpiar, o hasta repetir una determinada acción varias veces hasta que parezca que se hizo bien.

Todo ello conduce a lo conocido como lentitud compulsiva pues al realizar tantas veces las comprobaciones para calmar la angustia producida por la obsesión, las personas demoran más de lo habitual en realizar sus quehaceres.

Tema somático:

Se presentan obsesiones en relación a tener una enfermedad, como cáncer, SIDA, problemas cardíacos; o algún defecto imaginado en ciertas partes del cuerpo. Así, la compulsión es asistir a muchos médicos y amigos para consultar acerca de la enfermedad y autoobservarse para comprobar cualquier signo de la existencia de las mismas.

Para el tratamiento del Trastorno Obsesivo Compulsivo se requiere la ayuda de un profesional, pues es un trastorno que con un buen manejo terapéutico se pueden conseguir grandes logros.

Te ofrecemos estos precios en citas presenciales y online en psicoterapia

Terminos y condiciones

Ver términos y condiciones

  • Precios en moneda peruana (soles / PEN).
  • El pago es por adelantado.
  • Precios válidos para pacientes en el Perú y el extranjero.
  • Consultar por los profesionales que atienden en formato presencial.
  • Precios válidos hasta el 31 de marzo del 2024.

Método de pago

YAPE, Efectivo, a través de una de nuestras cuentas bancarias, POS físico o POS Virtual (Pago Link) que acepta tarjetas de débito y crédito Visa, MasterCard, American Express, Diners Club, Amex y UnionPay.

Nuestros últimos artículos de psicología:

Compañía emocional

Compañía emocional

Si estamos en una relación de pareja debemos aprender a escuchar más allá de las palabras, la queja o el reclamo, y establecer...

leer más
Abrir chat
1
Hola, gracias por comunicarte con Libera😀
¿En qué podemos ayudarte?