999378916 info@libera.pe

Es innegable el avance agigantado que está dando el internet y las redes sociales hoy en día, por ello hay que enseñar a los jóvenes a usarlo con prudencia y dejar que se registren con una edad adecuada.

Este artículo cuenta como propósito el compartir la opinión de algunos especialistas tanto a favor como en contra de la utilización de redes sociales por parte de los chicos, de manera que nosotros como padres tomemos las mejores decisiones.

Opiniones en contra

Un neuropsicólogo se muestra contrario a la utilización de las redes sociales en exceso, entre otras cosas, porque crean adicción y alejan de la vida real. Hacen que los niños no perciban la realidad tal y como es, sino como la creen en su mundo virtual.

  • Ciertamente parece imposible frenar la necesidad del niño preadolescente de estar conectado a sus amigos a través de las Redes Sociales. En la preadolescencia (entre los 10 y los 13 años de edad) el cerebro del niño comienza a experimentar una serie de transformaciones que, en parte tienen que ver con los cambios hormonales que despiertan en su cuerpo.
  • No en todos los casos, pero sí en casi todos, y con mayor precocidad en las chicas el deseo de formar parte de un grupo comienza a ser una necesidad biológica, tanto como comer y a veces más incluso que dormir. La preocupación por su aspecto, por gustar al otro sexo, comienza a brotar con fuerza y se convierte en una necesidad y una parte fundamental de su identidad personal y social, que el niño o niña quiere que esté presente en el mundo digital.
  • A pesar de todo ello, los padres debemos poner el punto de equilibrio, de sensatez y de responsabilidad en el uso que sus hijos hacen de estas herramientas. A simple vista no se nota el grado de dependencia a las redes sociales, porque es difícil diferenciar al niño de 12 años que no se separa de su celular, de su padre o madre que está conectado al whatsapp 16 horas al día; pero las consecuencias están ahí.
  • Casi todos los alumnos en la era digital reconocen que su ordenador o dispositivo móvil les roba horas al sueño y al estudio. En un grupo cualquiera de alumnos de instituto son muchos más los que duermen menos de 6 horas al día que los que duermen más de 8 (lo recomendable a estas edades es dormir 9).
  • Distintos estudios han puesto de manifiesto que estas tecnologías son adictivas y que aquellos que abusan de ellas experimentan más problemas de concentración, problemas de comportamiento/autocontrol y fracaso escolar.
  • Puede que el empuje de la tecnología sea incontestable, pero creo que es importante ayudar a nuestros hijos a ser conscientes de sus riesgos, a saber controlarse y a seguir disfrutando de otras actividades.

Recomendaciones:

Introducir las redes sociales más tarde que pronto y ofrecer reglas y normas claras que permitan a nuestros hijos ejercer autocontrol y una desintoxicación digital en distintos entornos y momentos del día. El rato en familia debería ser, sin duda uno de ellos.

Opiniones a favor

Por otro lado, otros autores se muestran más cautos a la hora de defender o defenestrar las redes sociales y aunque asume la invasión a la que estamos sometidos, propone que en las familias se llegue a un pacto entre padres e hijos para su buena utilización.

  • Es difícil discutir la afirmación de que Internet y sus servicios -especialmente las Redes Sociales- nos están cambiando. Ciertos autores señalan que «la actual eclosión de la tecnología digital no solo está cambiando nuestra forma de vivir y comunicarnos, sino que está alterando, rápida y profundamente nuestro cerebro«; y continúan afirmando que «además de influir en cómo pensamos, nos está cambiando la forma de sentir y comportarnos».
  • Es cierto que algunos de estos cambios son positivos y ofrecen nuevas oportunidades que no deberíamos desaprovechar en el ámbito de la información, la comunicación, las relaciones humanas, la economía, la educación, etc. Seguro que podríamos poner múltiples ejemplos extraídos de nuestra experiencia diaria.
  • Sin embargo, no podemos obviar que su mala utilización puede producir el deterioro de ciertos valores humanos como, por ejemplo, la intimidad, la empatía o la veracidad. También el uso desmedido se relaciona con problemas de rendimiento académico o falta de sueño; y el supuesto anonimato ha permitido que repunte el acoso entre iguales, el llamado ciberbullying.
  • Podríamos preguntarnos por qué tienen tanto atractivo para el público adolescente y la respuesta podría ser que, por su naturaleza, las redes sociales en Internet ofrecen espacios interactivos, de socialización, en los que pueden aislarse de los adultos, en los que pueden sentirse diferentes o, incluso, construirse una personalidad a su gusto, mostrándose no como son, sino como les gustaría ser.
  • Por ello, la única manera de minimizar los riesgos y maximizar las oportunidades es el establecimiento de una serie de normas o pautas de uso.
  • Quizá haya que pensar en una especie de código de circulación en Internet. En el caso de los adolescentes, menores de edad, ese código deberían consensuarlo los padres en el hogar y las autoridades educativas en los colegios y, debería contener reglas referentes al cuándo, cuánto, cómo y para qué usan esta tecnología.

Reflexiones finales

Entonces, finalmente nos damos cuenta que las redes sociales y el internet no están mal en sí mismas, en realidad traen numerosas ventajas y también desventajas que hay que tener en cuenta.

En definitiva, el uso (o abuso) de las mismas en los chicos, estará relacionado con nuestro rol de padres y los límites que coloquemos.

Es importante también, que como padres, podamos entrar en ese mundo y comprender (en lugar de solo juzgar) qué es lo que mi hijo o hija está buscando en las redes sociales, quizá está compensando su dificultad para interactuar en la vida real, o quizá su déficit en estima de sí mismo. Siendo así, nuestra responsabilidad entonces es aún mayor, pues no solo basta con poner horarios y reglas, sino también de acompañarlos en su crecimiento y enseñarles a reforzar sus habilidades no solo a través de las pantallas, sino afuera, en la vida.

A continuación, te presentamos un video donde encontraras algunos consejos para un uso saludable de las redes sociales.

Filosofía Libera
¡Precio especial del 1 agosto hasta el 31 de octubre!
Desde S/. 80 por cita Online
Filosofía Libera

¡Precio especial del 1 de agosto hasta el 31 de octubre!

Desde S/. 80 por cita Online

Nuestros últimos artículos de psicología:

La radiografía de mi persona

La radiografía de mi persona

Seguramente alguna vez te has hecho esta pregunta: ¿La forma como yo me percibo a mi mismo será la misma que los demás ven?  o...

Abrir chat
1
Hola, gracias por comunicarte con Libera😀
¿En qué podemos ayudarte?