En el campo de la violencia, lo sutil puede ser más peligroso que lo evidente. A diferencia del abuso físico o sexual, el abuso emocional puede ser mucho más difícil de identificar y reconocer, ya que puede darse en múltiples formas, las cuales en su mayoría son imperceptibles para quien lo sufre.

El abuso emocional suele manifestarse principalmente en las parejas pero puede darse en diferentes ambientes como el laboral, familiar, amical, etc.

Dentro del terreno del abuso emocional, el gaslighting es, quizá, su representación más sutil y perversa, ya que es un proceso lento y gradual, que poco a poco va acabando con la autoestima de la víctima, llevándola a la invalidación total y al miedo a la locura.

¿Qué es el gaslighting?

El término proviene de la película “Gaslight” (Luz de gas) de 1944, cuya trama narra la historia de un hombre que trata de hacerle creer a su esposa que está loca, para ello manipula su entorno (atenúa las luces de gas) buscando que piense que está perdiendo la razón, mientras él se alza como su único protector, cuando lo que en realidad pretende es someterla y quedarse con su fortuna.

El gaslighting es una forma de maltrato emocional en la que quien abusa intenta confundir al otro manipulando el ambiente y la información, de tal manera que llegue a dudar de su propia percepción, juicio o memoria. El abusador/a intenta controlar a la víctima disminuyendo su confianza y sentido de realidad. En esta dinámica se genera una dependencia emocional que hace que el afectado no sea capaz de separarse.

Características del Gasligthing:

  • En este tipo de maltrato no existe la violencia física, ya que el abusador suele ser muy cuidadoso y busca generar cercanía para ganarse la confianza de la víctima.
  • El objetivo de este tipo de abuso es confundir a la víctima, hacerla dudar de sus percepciones, de su juicio y de su criterio, buscan que crea que no tiene el control de su propia vida, ni de sus pensamientos y ni de sus emociones, hasta el punto de llegar a cuestionar su salud mental pensando que pueda estar volviéndose loco/a.
  • La manipulación no se produce de un día para otro, ocurre de forma gradual, por lo que las acciones de la persona abusadora parecen inofensivas al inicio, pero con el tiempo, la víctima empieza a sentirse confundida, sola, ansiosa y deprimida, incluso pierde el sentido de la realidad, llegando a creer que el abusador es la única persona que actúa correctamente y que es el único en el que pueden confiar. Situación que mantiene el abuso.

¿Qué mecanismos utiliza la persona abusadora?

  • Miente con seguridad: Sabe que lo que está diciendo es mentira, pero lo dice con tanta convicción que hace dudar a la víctima. Además, en su discurso siempre da entender o afirma que tiene la razón y por ende, las cosas deben ser como él/ella dice.
  • Niega cosas que ha dicho o hecho: Así existan pruebas de sus actos, manipulan los datos y las interpretaciones de estos, de tal manera que la víctima llegue a dudar de los hechos o de su criterio.
  • Intenta poner a los demás en contra de su víctima:Busca que la familia de la víctima y sus conocidos piensen que la otra persona miente, para luego hacerles creer que no está en sus cabales y que se está volviendo loco/a. Ello origina que la persona afectada se sienta sola y crea que no tiene donde apoyarse, lo que incrementa la dependencia y vulnerabilidad de la víctima.
  • Utiliza el refuerzo positivo para confundir: Después de maltratar y humillar, el abusador tiene una conducta de elogio para su víctima (refuerzo positivo), dejándola más confundida y vulnerable por esta ambivalencia, lo que la lleva a pensar que no es algo tan grave.
  • Ataca a las personas o cosas que más aprecia su víctima:Busca hacerla dudar de su propia esencia como persona, juzgándola por cómo es o por cómo actúa con sus hijos o familiares preciados.

Señales de alerta:

Además de conocer los métodos de los manipuladores, también podemos observarnos a nosotros mimos para identificar si estamos sufriendo gaslighting.

Los comportamientos que puedes observar en tu interior para saber si padeces este tipo de abuso son los siguientes:

  • Todo el tiempo cuestionas lo que piensas o lo que haces.
  • Siempre te estás disculpando, sea con tus padres, pareja, jefe, etc.
  • Empiezas a mentir para evitar que distorsione tu realidad.
  • Te preguntas constantemente si eres lo suficientemente bueno con los demás, como novia, esposo, amigo, hija o empleada.
  • Te sientes confundido/a y desorientado/a por no recordar detalles.
  • Te autocríticas por exagerar la situación o por ser demasiado sensible.
  • Eres incapaz de tomar decisiones porque no confía en tu propio juicio, así que eliges creer el del acusador/a.
  • Exculpas al abusador/a si alguien cercano lo critica o lo cuestiona.
  • Te sientes incapaz e intentas estar a la altura de las expectativas del otro, pero nunca lo consigues.
  • Tienes miedo a expresar tus propias emociones, por lo que optas por callar.
  • Te sientes culpable por no ser feliz como antes y por causar preocupaciones al abusador.
  • Piensas que está perdiendo la cabeza de forma irreversible.
  • Te sientes infeliz y no sabes determinar el motivo.
  • Evitas relacionarte mucho con tus amigos y familiares, para evitar retener u ocultar información de tu situación.
  • Recuerdas cómo eras antes y crees que ahora eres más triste e infeliz.

¿Qué medidas tomar?

Cualquier persona puede sufrir gaslighting, por ello es importante tomar medidas para evitarlo. Aquí te dejo algunos consejos para que estés alerta ante las estrategias utilizadas por estos abusadores:

  • Presta atención a los comportamientos que mencionamos anteriormente. Es importante identificar el problema tempranamente.
  • Confía en tu propio criterio, en tus valores y en tus creencias. Esto quiere decir, que, si percibes que algo no está bien, probablemente no lo esté.
  • Agrégales contexto a las situaciones y busca ser objetivo. No se puede perder la cordura sólo con una persona concreta.
  • Mantente firme en tus decisiones. No te dejes llevar por las opiniones de otros.
  • Respeta tus emociones y pensamientos. No te juzgues por lo que otros piensan, sino evalúate bajo tus propios parámetros.
  • Cultiva tu asertividad. Expresa lo que te incomoda y confronta cuando alguien no te está haciendo sentir bien.
  • Rodéate de personas que te hagan sentir bien. Comunícate y disfruta con otras personas, eso reforzará tu confianza y te hará ver que no estás solo/a.
  • Cuestiónate la necesidad de mantener en tu vida a la persona que te lastima. A pesar de lo doloroso que puede ser separarse, a veces es la única salida para el bienestar propio.
  • No permitas que transgredan tus límites. Nadie tiene derecho a hacerte sentir mal o amedrentarte.
  • Crea tus propios espacios. Dedica tiempo para ti.

Cualquier forma de abuso emocional, mella en la autoestima y confianza de la persona que lo sufre, deteriorando diferentes aspectos de su vida. Por ello, si estás siendo víctima del gaslighting o de cualquier otro tipo de maltrato, una buena alternativa es buscar ayuda profesional.

Te ofrecemos estos precios en citas presenciales y online en psicoterapia

Terminos y condiciones

Ver términos y condiciones

  • Precios en moneda peruana (soles / PEN).
  • El pago es por adelantado.
  • Precios válidos para pacientes en el Perú y el extranjero.
  • Consultar por los profesionales que atienden en formato presencial.
  • Precios válidos hasta el 31 de marzo del 2024.

Método de pago

YAPE, Efectivo, a través de una de nuestras cuentas bancarias, POS físico o POS Virtual (Pago Link) que acepta tarjetas de débito y crédito Visa, MasterCard, American Express, Diners Club, Amex y UnionPay.

Nuestros últimos artículos de psicología:

Compañía emocional

Compañía emocional

Si estamos en una relación de pareja debemos aprender a escuchar más allá de las palabras, la queja o el reclamo, y establecer...

leer más
Abrir chat
1
Hola, gracias por comunicarte con Libera😀
¿En qué podemos ayudarte?