“No sé qué hacer doctor, constantemente tengo discusiones con mi pareja, me hace gritar y enojar todo el tiempo y entro en arranques de cólera, tiro las cosas, he roto floreros e incluso he pensado en lastimarme porque no aguanto estar así. Sin embargo, cuando estamos bien nos amamos mucho, siento que es la mejor persona del universo y le doy todo lo que puedo. Y siempre soy así, cuando me involucro en una relación doy todo de mí, si la persona quiere irse o me pide un tiempo me vuelvo loca, le ruego que no lo haga, le imploro que se quede a mi lado, y si finalmente se va… me siento vacía, triste, mal.

Todas mis parejas han sido parecidas, no sé por qué. Casi todos han sido amantes del alcohol y de algunas otras cosas más como marihuana o cocaína, amantes también de los deportes de aventura y las fiestas hasta morir. Y todo eso me encantaba, hacía que la relación sea interesante, divertida y diferente. Quizá sabía que no estaba bien involucrarme con personas así, pero todas esas cosas me hacían sentir viva y entregada.

Otra cosa, doctor, es que me dicen que soy de humor muy cambiante, y yo también he notado que a veces estoy de lo más bien y de pronto pasa algo que me irrita y me enojo muchísimo, hago cosas para herir a los demás y a mí misma. Luego me calmo, y la vida parece ser buena de nuevo, hasta que llegue algo o alguien que me ponga triste o enojada, y todo sea una porquería.

Perdí mi trabajo hace poco, no entiendo por qué no puedo durar más de 3 meses en un trabajo. Me aburre, la gente me aburre y le encuentro defectos a todos. Mis jefes me han dicho que soy irresponsable y que contesto mal a las personas, yo siempre creí que era amable, pero parece que no lo ven así.

Ahora estoy sin trabajo, peleo con mi pareja, me hago daño, siento muchas cosas y de manera muy intensa y ya no sé qué hacer.

Ayúdeme, doctor…”

Relaciones inestables, emociones cambiantes, sensación de vacío ante ausencias, inestabilidad en diversos ámbitos como trabajo, pareja, amistades, familiares… son algunos indicadores de inestabilidad emocional.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de inestabilidad emocional?

Es normal que a veces estemos más alegres o animadas que otras. También es normal sentir enfado cuando las cosas no salen como nos gustaría. En definitiva, las emociones existen para comunicarnos y para sobrevivir. El problema surge cuando estas emociones dejan de ser adaptativas. Entonces, las personas que las sienten se dejan llevar de manera excesiva por ellas, llegando a realizar conductas que lo único que hacen es interferir en su funcionamiento y su adaptación. Es decir, en vez de solucionar, les crean más problemas.

¿Cómo se forma una persona con inestabilidad emocional?

Lo esperado es que todo niño crezca en un ambiente seguro y estable. Esto quiere decir que todos tenemos la necesidad emocional de tener padres que estén presentes de manera previsible, que nos brinden atención, afecto y cuidados de modo que no se sienta su ausencia, ni pérdidas. Cuando esta necesidad no se ha visto cubierta, el niño crece con la idea de que las figuras de apego a veces están, y otras veces no. Que el amor a veces está, y otras veces no. Que la presencia es fluctuante, dejando lugar a la sensación de abandono y vacío desde edades muy tempranas. Dicho niño va creciendo, y observa que sus papás lo cambian de colegio a cada momento, se mudan constantemente de casa, y son cuidados por la abuela, tía, prima, nana, o vecina.

Todos aquellos cambios generan en el pequeño la sensación de inestabilidad como parte de sí. Pues claro, la viene experimentando desde que era tan solo un bebé. La inestabilidad y los cambios son normales en su vida. El amor que a veces está y otras no, se convierte en normal. La fluctuación entre presencias, ausencias y pérdidas, pasa a ser parte de la configuración de su universo afectivo.

Ahora ese niño es joven, se enamora. Y -como por arte de magia- elige personas que son cambiantes como él, inestables, de emociones variopintas, de picos de alegría o enojo, de arranques de cólera o de estallidos de felicidad. Eligen personas que perpetúan la inestabilidad que viene experimentando desde que tiene uso de razón. Y así, de adulto, todo se convierte simplemente en un patrón, en una cadena que difícilmente se corta.

¿Cómo es la persona emocionalmente inestable?

Aquel adulto del que hablábamos en el punto anterior, suele presentar las siguientes dificultades:

No tolera las frustraciones

Es decir, si algo no va como el desea, despliega una serie de respuestas emocionales muy intensas y extremas como la ira, la agresividad (ya sea consigo mismo o con los demás), así como conductas de riesgo como el consumo de drogas, la promiscuidad, autolesiones, etc.

Tiene baja autoestima

Su pensamiento oscila entre extremos (o es blanco o es negro), tiene problemas de comunicación y pocos recursos para afrontar situaciones difíciles. Es una persona muy impulsiva, actúa sin pensar en las consecuencias y luego se encuentra con más problemas de los que tenía que, a su vez, tampoco sabe gestionar.

Es muy enamoradizo

Idealiza a las personas, lo que le lleva a ser muy dependiente emocionalmente, cambiando de pareja con relativa frecuencia pues le cuesta mucho estar solo. Siente constantemente un sentimiento de vacío interior. Todo esto le acarrea muchos problemas en el área social, laboral, familiar, etc.

¿Cómo se puede tratar?

La inestabilidad emocional tiene tratamiento, aunque es muy importante que la persona esté muy motivada por cambiar y mejorar. Si bien la persona inestable no cambia de un día para otro, el tomar conciencia de todo ello, le permitirá que se reinvente, y repare. Generar vínculos más saludables es la mejor opción, aquella que le va a permitir probar un sorbo de agua limpia, después de tantos años de haber tomado galones de agua tóxica. Aquella que le va entregar lo más preciado: la estabilidad, y la visión nueva de un mundo tranquilo, coherente y armonioso en sí mismo.

Te ofrecemos estos precios en citas presenciales y online en psicoterapia

Terminos y condiciones

Ver términos y condiciones

  • Precios en moneda peruana (soles / PEN).
  • El pago es por adelantado.
  • Precios válidos para pacientes en el Perú y el extranjero.
  • Consultar por los profesionales que atienden en formato presencial.
  • Precios válidos hasta el 31 de marzo del 2024.

Método de pago

YAPE, Efectivo, a través de una de nuestras cuentas bancarias, POS físico o POS Virtual (Pago Link) que acepta tarjetas de débito y crédito Visa, MasterCard, American Express, Diners Club, Amex y UnionPay.

Nuestros últimos artículos de psicología:

Compañía emocional

Compañía emocional

Si estamos en una relación de pareja debemos aprender a escuchar más allá de las palabras, la queja o el reclamo, y establecer...

leer más
Abrir chat
1
Hola, gracias por comunicarte con Libera😀
¿En qué podemos ayudarte?